El ozono y sus beneficios

El ozono está presente en la atmósfera terrestre y es conocido por la protección que nos brinda frente a las radiaciones ultravioletas. Una molécula de ozono se compone de tres átomos de oxígeno y sus propiedades terapéuticas han sido aplicadas ampliamente en la medicina, desde la segunda mitad del siglo XIX, para mejorar la salud. Debido a que el ozono posee las propiedades de ser revitalizante, regenerador, de mejorar el flujo sanguíneo y ser un bactericida, ayuda a disminuir el sobrepeso, eliminar la celulitis, quemar la grasa localizada y, de esta manera, colabora en la remodelación de la figura. Su capacidad de regenerar las células hace que también sea efectivo en la reducción de las líneas de expresión faciales, y ayuda también a rejuvenecer la piel, mientras que su propiedad bactericida lo vuelve efectivo ante el acné.

Compartir