El ozono y las plantas

Regar las plantas

En la atmósfera el ozono forma con el vapor de agua peróxido de hidrógeno, un componente del agua de lluvia. Esta es la razón por la que las plantas crecen mejor con agua de lluvia que con irrigación de agua subterránea.

Las plantas no podrían sobrevivir sin las bacterias anaeróbicas que viven en sus raíces, que se encargan de trasformar los minerales del suelo para que puedan ser absorbidos por las plantas. Cuanto más oxígeno reciban dichas bacterias gracias al agua ozonizada más nutrientes contendrán las cosechas, más resistentes serán a las plagas y enfermedades y más crecerán sin necesidades de pesticidas químicos que envenenan el suelo y nos enferman.

Compartir