El ozono en enfermedades y dolor

Tratamiento de la candidiasis y vaginitis

Un tratamiento muy común y efectivo contra la candidiasis en la medicina alternativa es insuflar ozono vía rectal o vaginal. Beber agua ozonizada también limpia el tracto intestinal de Cándida y de bacterias como la Salmonella, lo que nos puede evitar una visita al doctor.
Elimina incómodos piquetes y molestias con supositorios vía rectal y/o vaginal de aceite ozonizado (introducir el aceite en una cápsula vacía) o bien con enemas o lavados vaginales de agua ozonizada.

Combatir alergias

Ozonizar el aire de las habitaciones de las personas con alergias a polen, esporas, hongos… Para ozonizar el aire no poner el tubo al ozonizador. Cerrar puertas y ventanas de la habitación cuando no haya nadie dentro durante la desinfección.

El «generador de ozono» genera muchísimos más iones negativos que otros purificadores de aire o aparatos de aire acondicionado que generan iones negativos. No hay comparación entre la cantidad que producen unos y otros.

En caso de alergias de cualquier tipo también es muy recomendable beber agua ozonizada. No se recomienda beber agua ozonizada después de las 9 de la noche, ya que podríamos despertarnos por la noche con sensación de calor.

Ahorrar en suplementos nutricionales y medicinas

A nivel celular también se produce una mayor oxigenación, que redunda en una mayor absorción de la membrana celular. Por ello, muchas veces se pueden reducir las dosis de medicamentos y suplementos nutricionales.

Eliminar los síntomas de las crisis curativas

Cuando el organismo se está depurando o desintoxicando aparecen las denominadas en medicina natural crisis curativas, como durante la desparasitación o las limpiezas de hígado o riñón. Estos síntomas pueden ser muy diversos: nauseas, mareos, malestar estomacal o ligera diarrea. Dado que los síntomas están producidos por las bacterias liberadas por el organismo, beber agua ozonizada ayuda a minimizar los molestos síntomas de desintoxicación.

Artritis, contusiones y dolores musculares

Llenar un recipiente con agua ozonizada templada en cantidad suficiente para meter la mano o los pies. Introducir la piedra difusora en el recipiente y programar el temporizador de 10 a 20 minutos. El agua ozonizada caliente abre los poros y permite que penetre mejor. Después de la primera o segunda aplicación se puede sentir una ligera sensación de cosquilleo.

Disminuir el dolor

En los lugares donde sentimos dolor se acumula hidrógeno (iones positivos). Los iones negativos del ozono reaccionan con el hidrógeno, haciendo que el dolor disminuya.

Beneficios del ozono en el agua

Los tests realizados por la Dra. Clark con el sicrómetro han detectado contaminantes, metales pesados como el cobalto, y solventes como el benceno en los enjuagues bucales y colutorios* comerciales.

*colutorio es una forma farmacéutica líquida o semilíquida que actúa sobre la mucosa oral, encías y amígdalas, usándose un pincel o algodón para hacer baños sobre ellas.

Para eliminar el cloro y depurar de animales patógenos del agua de grifo hay que introducir el ozono en el agua al menos 20 minutos y dejar reposar como mínimo media hora hasta que desaparezca el ozono del agua.

Beber agua ozonizada ayuda a desintoxicar en cuerpo del mercurio, es potente neurotoxina que se encuentra principalmente en los empastes dentales de metal y en las vacunas. El ozono actúa oxidando el mercurio, lo que posibilita su excreción a través del sudor.

Utilizar agua ozonizada como enjuague bucal, no sólo no nos expone a tóxicos, sino que elimina la placa bacteriana de forma más efectiva.

Introducir biberones, chupones y juguetes que el niño se lleva a la boca en agua ozonizada unos minutos para desinfectarlos.

El agua ozonizada destruye la bacteria Clostridium, una de las más difíciles de erradicar, y que, según la Dra. Clark juega un papel crucial en el desarrollo del cáncer.

El agua ozonizada también destruye el hongo Candida Albicans.

El agua ozonizada es efectiva contra la Halitosis (mal aliento) que provocan las bacterias anaeróbicas que produce el sulfuro.

El agua ozonizada es efectiva para desinfectar estropajos, bayetas y esponjas en la cocina y el baño. Introducir estropajos y bayetas unos minutos en agua ozonizada elimina toda clase de patógenos.

En caso de irritación o prurito provocado por los pañales lavar la zona afectada con agua ozonizada.

También resulta práctico rellenar un frasco de spray con agua ozonizada y pulverizar la encimera de la cocina y la taza del baño para desinfectarlas. Rociar con agua ozonizada acaba con las pulgas y otras plagas.

Dejar en remojo unos minutos en agua ozonizada es efectiva para desinfectar dentaduras postizas y cepillos de dientes.

Dado que el cuerpo necesita oxígeno para producir energía, beber agua ozonizada estimula el metabolismo.

La caspa se debe a la presencia de hongos en el cuero cabelludo. Si padeces problemas de caspa cuando te laves la cabeza realiza el último lavado con agua ozonizada.

El agua ozonizada, al contrario que el agua oxigenada, no escuece (pica, quema, duele) y desinfecta a profundidad.

Para la diarrea y la salmonelosis, ambas están causadas por bacterias. Bebe frecuentemente agua ozonizada hasta que desaparezcan los síntomas.

En el caso de diarreas provocadas por el protozoo Giardia beber 4 vasos de agua ozonizada al día durante 10 días, seguido de un periodo de 7 días sin tratamiento. Repetir el ciclo una segunda vez. El agua ozonizada resulta excelente para combatir la diarrea del viajero.

Para la Dermatitis, Eczema o Acné, aplicar aceite ozonizado, lavar con agua ozonizada o dirigir el tubo del ozonador hacia la zona afectada.

El agua ozonizada es efectiva en caso de Gengivitis y enfermedades periodontales, realizar enjuagues varias veces al día. Tras 24 horas de incubación las bacterias que se alojan en los huecos periodontales colonizan la zona hasta el punto de producir destrucción del hueso e inflamación de las encías. Para problemas de encías resulta excelente la coenzima Q10.

Enjuagues frecuentes con agua ozonizada evitan el uso de antibióticos tras una extracción dental, endodoncia o cualquier otra operación dental con heridas abiertas susceptibles de infectarse. Los antibióticos destruyen la flora bacteriana amiga y son la causa principal de la proliferación de Cándida en el tracto intestinal.

Muchos Dentistas insuflan ozono en la cavidad bucal para reparar empastes, minimizar el riesgo de infecciones durante el trabajo dental y ayudar a la cicatrización de las heridas.

El agua ozonizada bebida, o aplicada mediante enemas, ayuda a combatir el estreñimiento al aumentar la cantidad de oxígeno en el colon, lo que estimula las bacterias benéficas (acidofilus, bifidus…) que son aeróbicas, es decir, que necesitan oxígeno, al contrario que las bacterias anaeróbicas que provocan putrefacción.

De todo lo anterior se deduce que el Agua Ozonizada es una magnífica inversión, que nos ahorrará gastos en cremas, lociones, medicamentos, antibióticos, productos desinfectantes y de limpieza, enjuagues bucales, líquidos para limpiar dentaduras postizas, etc, además de ser mucho más efectivo que dichos productos y de toxicidad nula.

Beneficios del ozono ante el dolor

El doctor Humberto Loscertales, experto en ozonoterapia de Ozono Medical, un centro en Barcelona dedicado de forma monográfica a estas terapias mediante ozono, destaca la acción beneficiosa del ozono a la hora de tratar puntos de dolor.

Convivir con el dolor

Tal y como se puede observar por los datos que se desprenden del estudio antes citado, son muchas las personas que aprenden a convivir con el dolor. Lo cierto es que suele haber una cierta tolerancia hacia el dolor que varía en función de cada persona, es decir, que cada uno tiene una capacidad de aguante. Naturalmente nos estamos refiriendo a dolores que no son invalidantes, como podría ser un dolor de codo, de brazo o rodilla. Estos dolores, que causan molestias pero que permiten seguir con la actividad diaria, son los que más fácilmente se adhieren a nuestra vida y, en consecuencia, no se tratan.

Dolor de espalda

El dolor de espalda es el tipo de molestia sobre la que más consultas se realizan. No hay que olvidar que la espalda es una zona que suele tener puntos especiales con una alta sensibilidad al dolor. Esas molestias pueden provocar que caigamos en el error de adoptar malas posturas que, a la larga, acarrean aún más problemas.
El dolor de espalda es muy común en gente que ronda los 60 años, un dolor que se suma al producido por la artrosis propia de esa edad. Lo que muchos no saben es que esos problemas tienen fácil solución gracias a la ozonoterapia.

Dolor de la columna

Los dolores relacionados con la columna que son más habituales han presentado mejorías y alivio gracias a la ozonoterapia. No todos los dolores de espalda son iguales, por lo que los especialistas los clasifican según la zona de afectación y el origen del que proceden. El problema puede venir por las articulaciones, como sería el caso de las artrosis. Estos, junto con las inflamaciones articulares, son los tipos de dolor más difíciles de resolver, y que requerirán más sesiones de ozonoterapia para obtener resultados satisfactorios. Por otra parte encontramos los dolores de origen muscular, que son los que mejor evolucionan con medicación. Por último, nos referimos a los dolores que provienen de la estructura en sí, de los tendones, ligamentos, zona ósea, etc. En estos casos el ozono llega de una forma muy eficaz a la raíz del problema, algo que con los antiinflamatorios es muy difícil de solucionar. Las hernias discales no quirúrgicas, que son las más habituales, también presentan mejorías gracias a la aplicación de ozono.

El frío agrava los dolores

Es frecuente que el frío agrave la sensación de dolor en la columna en los casos en que las molestias tienen un origen articular. En los casos de dolencias musculares pueden agudizarse las contracturas, pero en principio ni estos dolores ni los que provienen de las artrosis se ven afectados por las bajas temperaturas.

El ozono en los dolores crónicos

Las personas que llevan años sufriendo estos dolores de espalda también obtienen resultados muy buenos con el ozono, aunque las sesiones necesitadas para solventar el problema serán más. En este caso con unas 8 sesiones ya se consiguen resultados positivos. En algunas ocasiones hay que tener paciencia, porque no es hasta la cuarta o quinta sesión cuando se empiezan a notar los primeros síntomas de alivio. De todas maneras hay un límite establecido que dictamina que si en la sexta o séptima sesión no se nota ningún cambio, el tratamiento deberá ser replanteado.

¿Revierte el dolor?

El dolor lumbar que ha sido curado por medio de la ozonoterapia puede volver a aparecer. Un factor que influye en este aspecto es la edad del paciente. Si una persona es más mayor es más fácil que note molestias de forma más temprana. Cuando esto ocurre se debe acudir enseguida al centro de ozono para realizar los retoques pertinentes.

Pruebas que detectan el dolor

Los pacientes que acuden a los centros donde se trabaja con el ozono ya suele aportar radiografías que muestran los problemas que pueden tener. En el caso de las personas más jóvenes tal vez no baste solo con esa prueba y se tenga que realizar otro tipo de estudio para determinar de dónde viene el dolor. En cambio, con la gente mayor es más fácil detectar esos focos de molestia ya que normalmente se deben a procesos artrósicos, algo que queda reflejado en las radiografías.

Dolores crónicos

La ozonoterapia resulta muy beneficiosa para tratar los dolores crónicos, mejorando de gran manera la calidad de vida del paciente. Muchos pacientes, al cabo de seis meses de haber empezado a tratarse con ozono, ya están curados, y a la larga pueden abandonar la medicación. Lo cierto es que el ozono resulta ser una gran herramienta para luchar contra el dolor. Además hay que recordar que no tiene efectos secundarios y que también mejora el estado de oxidación del organismo.

La ozonoterapia

La ozonoterapia es una técnica que se aplica sobre el organismo humano a través de prácticas especiales y con usos medicinales y cosmetológicos.
La ozonoterapia consiste en la utilización del Ozono como elemento catalizador. En medicina, se define como la aplicación de este gas al organismo humano con técnicas especiales y fines terapéuticos. Este es un tratamiento que debe ser realizado por un profesional médico y la generación de ozono debe producirse en el momento en que va a ser administrado al paciente.

La ozonoterapia mejora la calidad de vida humana, animal y vegetal. Esta puede ser aplicada en forma individual o coadyuvar como aditivo complementario con otras terapias de ejecución, sinergizando la resolución final.
Dependiendo de la patología de base y el estado particular de cada persona, puede emplearse una o más técnicas de aplicación combinadas. Para las personas que sufren enfermedades como artritis, la terapia se emplea sobre la zona del dolor de manera subcutánea; como modulador inmunológico se realiza una autoemotransfusión (para lo cual se sacan 5 centímetros cúbicos de sangre del paciente que se ozonizan y se reinsertan por vía intramuscular. Una especie de «autovacuna»). También se utiliza como suero ozonizado, para procedimientos de estrés oxidativa, diabetes, problemas de hipertensión, etc.. El número y frecuencia de las mismas dependen de la evolución de la persona y la técnica aplicada. En general se necesitan entre 5 y 15 sesiones a excepción de la discólisis que se aplica una sola vez. La ozonoterapia no presenta efectos colaterales.
En el campo cosmetológico, el ozono tiene la virtud de ser considerado como un elemento modulador que favorece que las células produzcan energía revitalizante, permitiendo así que cumplan con sus funciones vitales específicas (antioxidante, revitalizante, oxigenante). Para lo cual existen cremas y aceites especialmente diseñados.

Deterioro de las células

Las células del cuerpo sufren daños progresivos, debido a diversos trastornos como: edad, estrés, polución ambiental, mala nutrición, enfermedades, etc. Todas las patologías causan a las células la desactivación progresiva de sus sistemas enzimáticos, encargados de producir energía y de protegerlas de la acción de los elementos tóxicos.

En la actualidad, la tendencia es la de compensar las funciones celulares deprimidas a través del suministro de cantidades crecientes de nutrientes y/o sustancias químicas antioxidantes externas, naturales o sintéticas, vitaminas, enzimas, etc.

Algunas enfermedades donde se utiliza la terapia

Infecciosas

Bacterianas (erisipela, osteomielitis, etc.), virales (herpes simple, zoster, HIV, hepatitis C, virosis cutánea), parasitarias (teniasis, amibiasis, giardiasis, etc.) y micóticas (infecciones vaginales y cutáneas).

Reumáticas

Artritis reumatoidea, fibromialgia, artrosis, etc.

Vasculares periféricas

Arteriales y venosas. Várices y úlceras.

Neurológicas

Demencia senil, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, accidente cerebro-vascular (todas ellas en estadios iniciales), cefalea, alteraciones sensoriales asociadas a la cefalea.

Gastrointestinales

Colon espasmódico, hemorroides, gastritis, etc.

Metabólicas

Diabetes, hipercolesterolemia, gota, etc.

Dermatológicas

Acné, soriasis, dermatitis seborreica.

Estética

Adiposidades localizadas, celulitis, microvárices, secuelas de quemaduras, cicatrización de heridas.

Traumatológicas

Hernia de disco, tendinitis, dolor agudo y crónico, etc.

Oncológicas

Coadyugante de terapias oncológicas.

Cardiológicas

Cardiopatía isquemia, esquenosis cardíaca, angina de pecho.

Otorrinolaringología

Síndrome vertiginoso, mareos, acúfenos.

El deshielo de los glaciales

El deshielo de los glaciares de los Alpes podría causar graves daños medioambientales al provocar la liberación de contaminantes que llevan décadas atrapados en el hielo, según un estudio de unos científicos suizos.

Se prevé que los glaciares retrocedan aún más por efecto del calentamiento del planeta, y el agua de deshielo resultante puede contener sustancias químicas que están prohibidas o ya no se producen a gran escala.

FUENTE – CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario (26/10/2009)

Compartir